Balnearios y spas de Toledo
Balneoterapia
Talasoterapia
Beneficios del agua
Tipos de agua
Algas y lodos marinos
Baños termales
Curas termales
Ducha escocesa
Duchas termales
Lodos termales
Baño turco
Circuitos spa
Mejores spa de España
Sauna
Sauna infrarroja
Cruceros con spa
Cruceros Norwegian con spa
Beneficios de la sauna
Hoteles con spa

Masaje a 4 manos
Masaje acuático
Masaje Amma
Masaje aromático
Masaje ayurvédico
Masaje californiano
Masaje con gemas
Masaje deportivo
Masaje descontracturante
Masaje erótico
Masaje kobido
Masaje localizado
Masajes para varices
Masaje relajante
Masaje reductivo
Masaje shiatsu
Masaje tailandés
Masaje terapéutico
Masaje terapéutico - Técnicas
Masaje circulación piernas
Masaje tibetano

Aromaterapia
Aceites esenciales
Aceites masajes eróticos
Aceites para combatir la Candida
Aceites para combatir la dolor de las varices
Aceites para combatir la seborrea
Cremas para masajes
Fangoterapia
Chocoterapia
Hidroterapia
Masaje para la mialgia

Contáctanos


Lodos termales


Lodos termalesUn lodo termal es un producto nacido de la precipitación de un agua mineral o de una mezcla de agua mineral con un material sólido (limón o arcilla). Las propiedades pueden variar de un lodo a otro. Los cuidados y la zona que hay que tratar definen el modo de aplicación: en cataplasma o en baño.

La composición del lodo

Distinguimos dos grandes tipos de lodos según su modo de preparación:

Los lodos maduros o Peloides se forman espontáneamente a partir de un substrato sólido (limón o arcilla) y de un agua mineral. La mezcla (que debe madurar entre cuatro semanas a varios meses) permite el desarrollo de algas y de bacterias con propiedades terapéuticas. Estos lodos están sometidos a un control de calidad bacteriológica.

Los lodos extemporáneos son preparados antes de la cura. Están constituidos de una mezcla de arcilla y de un agua mineral. Aquí no es el desarrollo de bacterias o de algas lo que se tiene en cuenta, sino los intercambios entre los diferentes minerales.

La aplicación de los lodos

Los lodos pueden ser aplicados por cataplasma o en baño. En cataplasma el lodo es aplicado sobre todo el cuerpo o sobre las zonas particulares que hay que tratar, durante cerca de 15 minutos. La temperatura siempre es superior a la del cuerpo, sin sobrepasar los 50°C, con el fin de permitir transferencias cutáneas. Cuando el lodo comienza a enfriarse, el cuerpo es envuelto con paños para mantenerlo cubierto durante varios minutos. Es lo que se llama la sudación en cabina, lo que provoca y mantiene la sudación. El aumento de temperatura activa dos mecanismos: la hipersudación y la dilatación de los vasos periféricos.

Los baños de lodo se practicaban inicialmente en grandes estanques, donde el lodo no era reciclado. Actualmente los estanques son más pequeños y el lodo es bombeado permanentemente. Así, éste circula por un circuito de esterilización que asegura una buena higiene y una conservación de la calidad del lodo. Los pacientes circulan por estos estanques aprovechando la ingravidez provocada por el lodo.








Aviso legal